Favoritos
Buscar
Menú

HANSALOFT presume de un perfil bien definido

¿Está buscando un diseño de líneas claras y llamativas para su lavabo? Entonces, la gama HANSALOFT es exactamente lo que necesita. Formas cúbicas, claras, superficies lisas muy brillantes y bordes impecables: un grifo de agua difícilmente puede ser más expresivo. Algo con lo que están de acuerdo también los jurados de prestigiosos premios al diseño.

Todos aquellos que prefieren las formas básicas suaves y redondeadas a este diseño anguloso y minimalista encontrarán en la variante de mando superior la grifería de sus sueños.


Toda una declaración de principios en lo estético y en lo técnico

Gracias a su combinación ideal de diseño y funcionalidad, la variante sin contacto de la gama HANSALOFT le da un encantador toque de estilo y distinción al cuarto de baño. La grifería electrónica no solo destaca por su aspecto exterior, sino también porque, gracias a su tecnología inteligente, ofrece un elevado confort junto al lavabo.
Cuando el usuario acerca las manos a la grifería, el agua brota automáticamente... siempre con el caudal adecuado y a una temperatura agradable. Esto es, para manejarla no es necesario tocarla directamente. De este modo, se evita, por un lado, que se transmitan bacterias, lo que garantiza una higiene óptima, y, por otro, se logra que la carismática superficie cromada y brillante del grifo permanezca limpia durante más tiempo y precise menos limpieza.


Lo más importante, de un vistazo

  • Diseño de formas geométricas básicas y bordes cuadrados.
  • Estilo geométrico minimalista para todos los baños de carácter marcadamente arquitectónico.
  • Control electrónico sin contacto a través de un sensor.
  • Máxima comodidad de uso.
  • Mejor higiene y limpieza gracias al manejo sin contacto.
  • Consumo de agua reducido de solo 6 l / min.

Están disponibles las siguientes variantes

Control electrónico

La grifería, que está disponible con alimentación de red o con batería, se puede controlar electrónicamente y ofrece funciones individualizadas.

Sin contacto

Para manejar las griferías sin contacto no es necesario accionar ningún mando: basta con aproximar las manos al sensor para que el agua fluya automáticamente, y con alejarlas para detener el chorro.