Favoritos
Buscar
Menú

Trabajo de precisión en el fregadero

Dos rasgos típicos de todos los modelos HANSATWIST son el esbelto caño fundido y el mando, que está disponible en dos versiones: maciza o troquelada. Las dos variantes son extremadamente suaves en el funcionamiento y en el manejo. Y ambas permiten ajustar con una gran precisión el caudal y la temperatura del agua.


Con HANSATWIST, lo tiene todo bajo control

La HANSATWIST con cabezal troquelado no sólo es llamativa, sino también muy cómoda de agarrar. Gracias a ello, el grifo de agua ofrece una mejora muy importante de la ergonomía y de la comodidad de utilización. De garantizar un disfrute sin preocupaciones del agua potable en la cocina se encarga el sistema HANSAPROTEC, que cubre y asegura las zonas de la grifería para fregadero que entran en contacto con el agua potable y mantiene intacta, así, su elevada calidad.


Lo más importante, de un vistazo

  • Amplia selección gracias a la disponibilidad de mandos de distintas variantes y de varios sistemas de manejo.
  • Cabezal troquelado moderno y de manejo fácil para usuarios de todas las edades.
  • Diseño que combina tradición y modernidad.
  • Gran comodidad gracias al caño giratorio en un radio de 150 grados.
  • Disfrute sin remordimientos: el sistema HANSAPROTEC mantiene intacta la calidad del agua potable.

Están disponibles las siguientes variantes:

De mando superior

La grifería se puede abrir y cerrar a la manera clásica, desde arriba, con el mando.

De mando lateral

El grifo de agua se abre y se cierra con el mando lateral. Así, se evita que caigan gotas de agua sobre el cuerpo de la grifería, y esta se conserva limpia y en condiciones higiénicas durante más tiempo.

Exterior

En las griferías exteriores, todos los componentes técnicos se montan sobre el enlucido de la pared. Los tubos y las conexiones quedan a la vista.

Grifería mural

El cuerpo de la grifería se monta directamente en la pared, y no sobre el lavabo ni sobre el fregadero.

Para generadores de agua caliente abiertos

Los generadores de agua caliente abiertos (calderas) requieren siempre una grifería de baja presión. Y esta cumple los requisitos técnicos aplicables en estos casos.