Favoritos
Buscar
Menú

Eficiencia y buena presencia: HANSAPRIMO

La gama HANSAPRIMO destaca especialmente porque ayuda a hacer un uso responsable de ese valioso recurso que es el agua. Sin que por ello haya que renunciar al más elevado confort. Las griferías tienen un consumo especialmente reducido, y ofrecen, al mismo tiempo, mucho espacio libre junto al lavabo.


El agua como modelo

Con sus dinámicas líneas curvas, sus inclinaciones sutiles y sus suaves formas, HANSAPRIMO es una presencia encantadora junto al lavabo, con un aspecto que recuerda a los movimientos fluidos del agua. En el mezclador monomando clásico, en la variante XL y en el modelo de mando lateral: las mismas líneas se repiten en todos los grifos de agua de la gama.


Lo más importante, de un vistazo

  • Una presencia encantadora: dinámicas líneas curvas, formas suaves, inclinaciones sutiles.
  • Uso responsable del agua.
  • Consumo reducido sin necesidad de renunciar al disfrute.
  • Confortable: Opcionalmente, con caño giratorio en un radio de 150 grados.
  • Tamaño optimizado que proporciona una mayor libertad de movimientos en el lavabo.

Están disponibles las siguientes variantes

De mando superior

La grifería se puede abrir y cerrar a la manera clásica, desde arriba, con el mando.

De mando lateral

El grifo de agua se abre y se cierra con el mando lateral. Así, se evita que caigan gotas de agua sobre el cuerpo de la grifería, y esta se conserva limpia y en condiciones higiénicas durante más tiempo.

Exterior

En las griferías exteriores, todos los componentes técnicos se montan sobre el enlucido de la pared. Los tubos y las conexiones quedan a la vista.

Cabezal multi-función

La práctica teleducha permite disfrutar de más espacio libre en el lavabo o en el fregadero. Cuando se pulsa el inversor, el agua pasa a fluir por el cabezal de ducha.

Bañera/ducha

¿Quiere que todo el cuarto de baño tenga un diseño uniforme? Con nuestras griferías para bañera y ducha, lo conseguirá sin problemas.

Empotrada

En el caso de los productos empotrados, el cuerpo en que se mezcla el agua se instala empotrado, integrado en la pared. Las conexiones y los tubos desaparecen; solo quedan a la vista los elementos de mando y el caño por el que sale el agua.